jump to navigation

Un editorial enaltecedor para una provincia marzo 20, 2007

Posted by BPP in Chiriquí.
trackback

 

REPÚBLICA DE CHIRIQUÍ 

El título no es más que un chiste, bueno o malo, dependiendo de quién lo escucha y de si hay o no temporada de béisbol. Lo repetimos sólo para ilustrar el orgulloso sentir regionalista, que tanto de positivo y ejemplarizante entraña, sin menoscabo de la comprobada panameñidad chiricana.

Durante la Guerra de los Mil Días, Belisario Porras conformó con liberales chiricanos el grueso de su ejército que se paseó invicto por todo el país, derrotando a las más dotadas y entrenadas tropas conservadoras en Aguadulce y Bejuco, antes de caer aniquiladas en el Puente de Calidonia, a las puertas de la ciudad capital. Fueron los mismos que 20 años después, a través de sus hijos o nietos, enfrentaron victoriosamente a las tropas ticas en Coto y habrían marchado quizás sobre San José, si no los detiene un barco de guerra norteamericano, cuyas tropas ocuparon la provincia por varios años, más tiempo que ningún otro territorio panameño jamás.

Y, a fin de cuentas, fueron guerrilleros chiricanos quienes más sangrienta resistencia ofrecieron a la dictadura militar, luego del nefasto golpe policial del 11 de octubre de 1968, sin restar mérito a los levantamientos de Dorita Moreno en Coclé y otros en Cerro Azul, Panamá. Sin la ayuda determinante prestada a los golpistas por el Comando Sur y los vecinos de Costa Rica, la resistencia de los insurgentes se habría prolongado por más tiempo. Pero no, no nos interesa destacar ese aspecto histórico de la hermana provincia, sino el espíritu que tienen los chiricanos de generar su propia historia y riqueza, sin esperar por la solución centralista. Hablamos de su agro robusto y, ahora, de su riqueza turística que genera millones de dólares, en especial para Boquete y Volcán.

La noticia habla de al menos 12 vuelos directos especiales o “charter”, desde Florida y David, con ocasión de la Feria Internacional de David que se celebra cada 19 de marzo. A los que vienen no les interesa mayormente la ciudad capital y, suponemos, tampoco la feria en sí. Aquello tan sólo es un pretexto para conocer y visitar a sus parientes y amigos de las tierras altas.

El impacto económico de la visita será tremendo, no sólo por los muchos turistas extranjeros que llegarán a la provincia, sino por el efecto multiplicador que tendrá a su retorno a su país de origen. Esto nos lleva a reiterar que es el momento de fomentar el turismo en serio. Hay que ampliar las facilidades del aeropuerto Enrique Malek de David, y mejorar en todo Panamá la infraestructura que ofrecemos a los turistas, al igual que la seguridad y la calidad de los servicios que se les ofrece.

Editorial, El Panamá América, 20 de marzo de 2007

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: