jump to navigation

Historia de la Caravana Chiricana a la Zona del Canal en 1959 junio 15, 2012

Posted by BPP in Chiriquí.
trackback

 UNIVERSIDAD DE PANAMÁ

INSTITUTO DEL CANAL Y ESTUDIOS INTERNACIONALES

DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS HISTORICOS

CARAVANA CHIRICANA A LA ZONA DEL CANAL

DEL 28 DE NOVIEMBRE DE 1959

 GILBERTO MARULANDA

 2002

PREÁMBULO

Los acontecimientos más importante de la historia Republicana han estado vinculados a la lucha por la reconquista de la plena soberanía de Panamá sobre la totalidad de su territorio. En este escenario, la historiografía panameña ha recogido gran cantidad de información sobre estos hechos, firma de convenios, Tratados, manifestaciones, protestas y hasta enfrentamientos entre el ejercito de los Estados Unidos y civiles panameños. Sin embargo, lo documentado, estudiado y escrito, en un 95 % se refieren a acontecimientos protagonizados en las ciudades terminales de Panamá y Colón.

El presente trabajo, basado fundamentalmente en fuentes primarias, tiene el objetivo central de estudiar la “Caravana Chiricana a la Zona del Canal del 28 de noviembre de 1959”, sus antecedentes y aspectos relevantes, igual que elaborar una bibliografía que sirva de base para la ampliación de este avance de investigación. Con este trabajo quiero demostrar que independientemente de la distancia física del enclave colonial, en el interior del país se dieron manifestaciones antiimperialistas y de defensa a la soberanía de Panamá en la Zona del Canal, la Caravana Chiricana a la Zona del Canal el 28 de noviembre de 1959 es prueba de ello.

Durante las décadas de los años 1940, 1950 y 1960 se dieron las más importantes movilizaciones populares en defensa de la soberanía de la República de Panamá, sobre la Zona del Canal, gracias a la fundación y beligerancia de la Federación de Estudiantes de Panamá (FEP) y sus dos componentes: la Unión de Estudiantes Universitarios (UEU) y la Unión de Estudiantes de Secundaria (UES), sindicatos, gremios profesionales junto a muchas otras organizaciones de la sociedad civil, las cuales constituyeron la vanguardia de lucha contra el enclave colonial.

Muestra de lo anterior fueron las heroicas jornadas de los años 1947(rechazo al convenio Filos Hines), 1958 (siembra de banderas), 1959 (del 3 de noviembre y la jornada patriótica de 28 del mismo mes). Sin lugar a dudas, estos acontecimientos históricos se consideran antecedentes de los sangrientos sucesos del 9 de enero de 1964.

Son muchos los autores que han estudiado los hechos arriba mencionados. Se han escrito cientos de artículos, ensayos, libros y textos describiendo, analizando y hasta interpretando las causas, hechos y consecuencias de los mismos. Pese a ello, se ha obviado profundizar en algunos pasajes histórico-geográficos, quizás por haberse realizado en lugares distantes al centro del poder estatal o las ciudades terminales. Nos referimos en esta ocasión a la “Caravana Chiricana a la Zona del Canal” la cual llegó a la capital de la nación el 28 de noviembre de 1959.

Pocos son los investigadores que mencionan aspectos relacionados a la caravana organizada en la provincia de Chiriquí a fines del año 1959, a pesar de ser la primera caravana conocida que se registró durante la primera mitad de este siglo para reivindicar la legítima propiedad de Panamá sobre la franja canalera. Como testimonio de este acontecimiento podemos citar al periodista Gregorio Ortega, quien en La Habana, Cuba, en el año de 1961 publicó una obra titulada Panamá, en la que describe la situación política, social y económica del Istmo de Panamá, en especial de la provincia chiricana. Aquí aparece su testimonio con relación a los hechos de noviembre de 1959 y la Caravana Chiricana a la Zona del Canal.

  1. ANTECEDENTES DE LA CARAVANA CHIRICANA DE 1959.

La década de 1950, se caracterizó por la avanzada revolucionaria en América Latina; los movimientos guerrilleros se fortalecieron y amenazaron con la toma del poder en varios países. Esto, como un eslabón más de la guerra fría y la lucha bipolar entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. Panamá no escapó a esta situación; lo comprueban los alzamientos guerrilleros en Boquete, Cerro Tute, Salud, Santa Clara y el conocido desembarco de revolucionarios cubanos en Nombre de Dios. Estos eventos mantuvieron en alerta al Imperialismo Norteamericano que vio con preocupación las reclamaciones beligerantes del pueblo panameño, sobre todo por su cercanía a la Zona del Canal.

A su vez los gobernantes panameños, dentro del tono de prudencia que los caracterizó, insistían por medio de la vía diplomática, en las justas reclamaciones del Estado panameño en tribunas nacionales e internacionales. Como ejemplo podemos citar las palabras del Vicepresidente de la República Don Temístocles Díaz quien expresó el 20 de octubre de 1959 en Río de Janeiro las siguientes palabras:

“… aunque no se desea “emplear la violencia en el asunto”, es nuestro deseo de transformar el Canal en fuente de ingreso nacional, como Egipto hizo con el Canal de Suez”. 1

Durante casi medio siglo, los diferentes gobiernos de Panamá negociaron con los norteamericanos concesiones, más que todo de carácter económicos, lo que se refleja en los diferentes tratados y acuerdos firmados entre ambos países durante la primera mitad del siglo XX. Esta situación variará significativamente cuando el movimiento popular, ya maduro, le arrebatará a las clases dominantes la iniciativa sobre el tema de la soberanía panameña sobre la Zona del Canal. Serán los estudiantes, profesionales, obreros e intelectuales quienes militantemente abordarán el tema, no desde una sesgada postura economicista, sino del derecho soberano de la República de Panamá sobre todo su territorio nacional. Surgen las voces que exigen izar la bandera panameña en todos los sitios públicos de la Zona del Canal, en donde ondee la bandera de los Estados Unidos.

El 2 de mayo de 1958 el Comité Central Ejecutivo de la Unión de Estudiantes Universitarios (U.E.U) dirigido por los estudiantes Carlos Arellano Lennox, Julio Rovi y Eduardo Miró, entre otros, organizaron la Operación Soberanía. Esta manifestación patriótica consistió en la colocación de 75 banderas panameñas en diferentes lugares dentro de la Zona. La Operación Soberanía la ejecutaron 22 estudiantes universitarios (18 varones 4 mujeres) y fue realizada bajo las más estrictas medidas de seguridad, en momentos que los policías zoneitas cambiaban de turno.

La policía zoneita se limitó a recoger todas las banderas colocada por los jóvenes en puntos estratégicos de la Zona, no obstante, las banderas fueron devueltas a Panamá. La Unión de Estudiantes Universitarios organizó el día siguiente, 3 de mayo de 1958 una manifestación que recorrió desde el Parque Porras hasta la Presidencia de la República, donde se entregaron los pendones devueltos. Ernesto de la Guardia prometió entonces a los manifestantes iniciar gestiones diplomáticas tendientes a permitir izar la bandera panameña en la Zona del Canal.

La Operación Soberanía fue el eslabón inicial de una serie de protestas en la Zona, durante los años 1958 y 1959 donde el principal protagonista fue la Bandera panameña. Las de mayor importancia fueron las del 3 y 28 de noviembre de 1959, en cuyo escenario participaran los chiricanos.

El 3 de noviembre de 1959, en la celebración del cincuenta y seis aniversario de vida republicana, se organizaron marchas de protestas contra el enclave colonial.

El grupo principal de manifestantes estaba integrado por figuras públicas de la talla del exCanciller y diputado a la Asamblea Nacional Aquilino Boyd, los Catedráticos Julio Linares, Ernesto Castillero Pimentel y el historiador Ernesto Castillero Reyes; desplegaron banderas panameñas en varios sitios de Balboa y el Paseo del Prado, pese a que su protesta era pacífica, fueron dispersados por la policía con bombas lacrimógenas y chorros de agua. Al difundirse la noticia de la represión de los panameños por la policía, miles de panameños se abalanzaron a los límites de la Zona del Canal o en la avenida de los Mártires, llamada para aquel entonces 4 de Julio. Los manifestantes ingresaron a la Zona gritando consignas anti-imperialistas, portando pancartas y la enseña tricolor. Estos acontecimientos se iniciaron a partir de las 11:15 a.m. Como era de esperarse, la multitud fue reprimida por la policía norteamericana a la altura de la Avenida Tívoli. Los manifestantes se replegaron hacia el Palacio Legislativo para reorganizarse y retomar la ofensiva.

La Policía Militar del Ejército EE. UU instalado en la Zona del Canal entró en acción a las 12:55 p.m. seguidas por un batallón de paracaidistas armado con bazucas, ametralladoras y bayonetas caladas. A esta hora se habían lanzado cientos de bombas lacrimógenas, perdigones y chorros de agua. Mientras transcurría la represión armada contra el pueblo, creció el espíritu combativo de los manifestantes. El ataque de los militares contra la población desarmada provocó que la furia de ésta se dirigiera contra empresas y bienes de los Estados Unidos en el centro de la ciudad capital. Podemos resaltar los siguientes incidentes:

*Se rompió la bandera norteamericana ubicada en la embajada de los Estados Unidos.

*Se lanzaron piedras a la Embajada de los Estados Unidos.

*Se incendiaron varios automóviles con placa de la Zona del Canal.

*Fueron destruidos las oficinas, depósitos y vagones de la Compañía del Ferrocarril Transísmico.

*Fueron destruidas las vidrieras del Chase Manhattan Bank, la empresa eléctrica Fuerza y Luz y de la Compañía Chiriquí Land Company, al igual que varios automóviles de las mismas empresas que laboraban en la Avenida Central.

Durante toda la tarde de ese día, se dieron fuertes choques entre los norteamericanos y los panameños. El ejército zoneíta ya había colocado nidos de ametralladoras a lo largo de la línea limítrofe entre la ciudad de Panamá y la Zona del Canal.

La multitud enardecida se vio forzada a detener sus acciones de protestas producto de la intervención directa de la Guardia Nacional, cuyo mando superior envió pelotones de policías, tanto de caballería como motorizados para contener a la multitud, lo cual lograron mediante arrestos y represión directa.

El resultado de estos hechos de violencia fue de 64 panameños heridos y 5 detenidos en la Zona. Por parte de los estadounidenses hubo más de 45 heridos, entre policías y bomberos.2 Como consecuencia de los acontecimientos del día 3 de noviembre, Estados Unidos y Panamá mantuvieron un cruce de notas, no tan cordiales, descrito de la siguiente manera por los Profesores Araúz y Pizzurno “: …el Embajador Julián F. Harrington elevó nota de protesta al Canciller panameño Miguel Moreno. Enuncio, igualmente, los daños ocasionados a la Oficina del Servicio de Información de Estados Unidos. Según Harrington, tales actos ponían ” en serio peligro las buenas relaciones existentes” entre los dos países. Al contestar al diplomático norteamericano, el Ministro de Relaciones Exteriores de Panamá recordó que los actos acaecidos frente a la Embajada estadounidense habían sido precedidos por hechos análogos ejecutados con la bandera panameña en la Zona del Canal. En consecuencia el gobierno de Panamá lamentaba los acontecimientos denunciados por Harrington y sostuvo que de ninguna manera podía prohijar ni aprobar actos como los que motivaron la queja. Pero al mismo tiempo, protestaba por los hechos injustificables perpetrados por la policía y las fuerzas armadas de los Estados Unidos contra los panameños en el límite de la Zona del Canal”.3

La cita presentada anteriormente, extraída de la obra ESTUDIO DEL PANAMA REPUBLICANO, de los profesores Celestino Araúz y Patricia Pizzurno, es bastante explícita al mostrar el nivel de comunicación entre el gobierno panameño y el embajador estadounidense luego de los incidentes del 3 de noviembre, el cual ha sido catalogado como uno de los más graves de nuestra vida republicana.

Tal nivel de preocupación, causó las manifestaciones del 3 de noviembre y la efervescencia nacional de los panameños que días después, llegó a nuestro país el Subsecretario de Estado de los Estados Unidos, Sr. Livingston J. Marchat, en representación del gobierno de Washington, para dialogar con el Presidente panameño Ernesto de la Guardia. Esta visita tuvo el objeto de restaurar las buenas relaciones entre los dos países, al igual que comprometer a las autoridades panameñas para evitar nuevos brotes de violencia, similar a los del día 3 de noviembre, situación que pudiese crear la inestabilidad de la franja canalera, en especial el 28 de noviembre, fecha en la cual Panamá celebraba sus 135 años de Independencia de España.

A su partida, el Subsecretario de Estado declaró que los Estados Unidos reconocían, “la soberanía titular de Panamá en la Zona del Canal“. Esta declaración produjo la indignación de amplios sectores de la sociedad panameña y del gobierno central.

Los sucesos del 3 de noviembre de 1959, constituyeron los antecedentes más inmediatos de la Caravana Chiricana a la Zona del Canal del 28 de noviembre de 1959, confirma esta aseveración el diario La Critica del día 9 de noviembre del mismo año, el cual publica noticia sobre los preparativos de esta manifestación anticolonialista.

II LA CARAVANA CHIRICANA DEL 28 DE NOVIEMBRE DE 1959.

Tal cual lo suponían las autoridades estadounidenses y panameñas, el nivel de disgusto e inconformidad del pueblo panameño, era suficiente para que el día 28 de noviembre se repitieran los sucesos del 3 de noviembre. Muestra de esta situación fue la convocatoria realizada en la provincia de Chiriqui, por diferentes organizaciones para realizar una caravana a la Zona del Canal el mismo 28 de noviembre. Sobre este acontecimiento recogemos la siguiente información brindada por el Dr. Alberto Mckay, en un avance de investigación:

En esta ocasión el foco del nacionalismo se encendió en Chiriquí, provincia en la que se organizó una caravana de ómnibus hacia Panamá, con el fin de penetrar en la zona del Canal el 28 de noviembre de 1959. A esta operación se sumaron grupos de Veraguas, Los Santos, Herrera y Coclé”.4

Ante los inminentes actos de protestas sobre la Zona del Canal, sectores más conservadores organizaron una gran concentración patriótica por la “Reafirmación de nuestra Soberanía”, el 28 de noviembre en la Francisco Arias Paredes. Inicialmente fue convocada por el Consejo General Universitario y secundada por la Asamblea Nacional. Igualmente acordaron participar gremios empresariales, profesionales, intelectuales y obreros. El jueves 26 de noviembre, a las 7:00 p.m., el Presidente de la República se dirigió al país en cadena nacional desde el Palacio de las Garzas, acompañado por más de doscientas personas. En esta intervención hizo un llamado al país a “confiar en el sentido de justicia de los más altos dirigentes de los Estados Unidos”, además de pronunciarse contra toda acción violenta, resaltando que la bandera patria no debía “ser llevada a empujones o en otra forma que permita dudar de lo legítimo o razonable que es para ella ondear en ese territorio”.5Al final de su intervención pidió cordura y apeló al buen sentido del pueblo.

La posición de la Comisión Organizadora de la Concentración Patriótica no se alejaba de la postura de gobierno. El diario Crítica recogió las siguientes declaraciones en conferencia de prensa convocada por este organismo:

“… No se trata de una marcha sobre la Zona del Canal, sino de una gran muestra a los Estados Unidos y a la opinión pública mundial de la unidad de todos los panameños en su lucha por reivindicar sus derechos y llevar al plano de las realizaciones las legítimas aspiraciones nacionales.”6

Los comisionados, hacían énfasis en no penetrar en la Zona del Canal. Era obvio que para ello se habían organizado los actos oficiales para el día 28 de noviembre lo más alejado posible de la línea limítrofe, al igual que el programa, circunscrito a largos discursos solamente. Entre los oradores designados para intervenir en esta fecha tenemos: Don Alberto Quirós Guardia en representación del Frente Cívico Nacional, al Dr. César A. Quintero por la Universidad de Panamá, Hector Peñalba en representación de los estudiantes y, como orador de fondo, el Canciller de la República, Lcdo. Miguel Moreno.

Mientras que en la capital el gobierno se preocupaba por aminorar el fervor de los ciudadanos con la organización de la “Gran Concentración Patriótica”, en David, Provincia de Chiriquí, proseguía la organización de la “Caravana hacia la Zona del Canal”. Los encargados de la actividad informaban en conferencia de prensa, a periodistas de medios nacionales e internacionales, que la salida de la Caravana estaría precedida de un acto en el Parque Cervantes, el viernes 27 a las tres de la tarde, de la misma forma que confirmaban la inscripción de unas 200 personas y 25 autos en la actividad. Sobre el particular el diario Critica del 26 de noviembre informaba:

“Representantes de todas las capas sociales de la altiva provincia chiricana formarán parte de la caravana que vendrá a la capital con el objeto de reafirmar, una vez más, nuestra soberanía sobre la Zona. Informes ulteriores indican que fuerzas vivas de otras partes del interior del país así como de las ciudades de Panamá y Colón se unirán a la marcha chiricana a lo largo de su histórico trayecto, a efecto de entrar conjuntamente el día 28 en horas de la mañana a la Zona del Canal de Panamá y enseguida a la ciudad capital.”7

El día jueves 26 de noviembre, partió desde la provincia de Chiriquí hacia la ciudad de Panamá el dirigente estudiantil Alfonso Alvarado, con la finalidad de reunirse con miembros de la Unión de Estudiantes Universitarios (UEU) para coordinar la llegada de la Caravana y el hospedaje de los participantes.8 Una representación de la Comisión Organizadora de la Gran Concentración, recibiría a los interióranos en Arraiján con el fin de darles instrucciones para evitar confrontaciones a su paso por la Zona del Canal.

El profesor Rafael Moscote, Presidente de la Comisión Organizadora de la Gran Concentración, envío nota al Gobernador de la Zona del Canal, William E. Potter, anunciándole el paso de la Caravana interiorana. En tal sentido reproducimos extracto de la respuesta del Gobernador Potter al Profesor Moscote:

“…”en contestación a su carta de fecha 26 de noviembre aseguro a usted que las personas y vehículos que, por venir del interior a la ciudad de Panamá, transiten en un plan pacífico y en forma ordenada, a través de la Zona del Canal se les brindará, como siempre, el uso pleno y sin estorbos del derecho de tránsito sujeto, naturalmente a los reglamentos sobre el particular y a las otras leyes aplicables en la Zona del Canal”. Ningún suceso lamentable ocurrirá por falta de “una actitud ecuánime y de tacto” departe de las autoridades zoneítas.

Me complace reconocer sus intenciones y esfuerzos por evitar incidentes con la Zona del Canal. Desde que está fuera de mi alcance permitir manifestaciones en este aspecto confiado, que nuestras relaciones con Panamá no serán entorpecidas por incidentes en los límites de la Zona con la ciudad capital”. “9

Esta misiva muestra la preocupación tanto de autoridades panameñas como norteamericanas por el posible resurgimiento de enfrentamientos violentos sobre la Zona del Canal.

Fueron varios los medios de comunicación que cubrieron los acontecimientos en la Provincia de Chiriquí, entre los cuales podemos mencionar los siguientes: el Radio periódico Voz Democrática, se encargó de la cobertura su propio Director el Sr. Mariano Ramírez; el Panamá América, el Periódico La Revolución, órgano informativo del Movimiento 26 de Julio de Cuba y sus dos enviados los periodistas: Alberto Díaz y Gregorio Ortega. Además, se conoce que a su llegada al corredor de libre tránsito la Caravana fue fotografiada por prestigiosas revistas tales como: Bohemia, Life y Carteles”.10

El Panamá América del 27 de noviembre de 1959 confirma en primera plana la realización de la Caravana. Para este día los inscritos en esta actividad patriótica sumaban unas 300 personas y 30 automóviles. El éxito de esta manifestación estaba garantizada.

La clase dominante pedía cordura y abogaba por la celebración de un 28 de noviembre con civismo y reflexivo, a la vez que rechazaba cualquier brote de violencia que trastocara el esplendor de los eventos en conmemoración de tan importante fecha.

Durante la mañana del 28 de noviembre se produjo un mitin en el Parque de Santa Ana en donde participaron obreros y estudiantes. Los oradores arengaban a los presentes con fogosos discursos cargados de emotividad nacionalista. Caída la tarde, se fueron concentrando miles de panameños y panameñas en la histórica Plaza Francisco Arias Paredes, ubicada en “La Exposición”. Los asistentes eran unas diez mil personas, entre empleados de gobierno, universitarios, empresarios, desempleados y trabajadores del sector privado.

El matiz de esta concentración era totalmente opuesta a la vivida en horas tempranas en Santa Ana. Las diferentes intervenciones seguían el patrón del tono mesurado del mensaje presidencial, siendo claro que la intención real del acto era evitar que el pueblo se desbordara a la Zona del Canal. Pero, de repente, se rompió la sobriedad del acto con la entrada de los manifestantes chiricanos gritando consignas, anticolonialistas y anti-imperialistas.

El periodista Gregorio Ortega, en su ensayo sobre los acontecimientos del 28 de noviembre de 1959, describe a los chiricanos de la siguiente forma:

“Era un tumulto de jóvenes de piel atizada, piel reseca por el sol de los bananales y los cafetales, por el sol de las tierras boscosas y enmarañadas donde el único medio de transporte es la piragua que desciende por los torrentes. Allí estaban los rostros de los indios guaimíes que habíamos visto en las plantaciones de la Chiriqui Land Company, los rostros de los mestizos de Puerto Armuelles, de los estudiantes de David.”11

Entre las consignas que interrumpieron tan solemne ceremonia gubernamental estaban:

* ¡A LA ZONA!.

* ¡BASTA YA DE DISCURSOS BOMBEROS!.

* ¡GO HOME, YANKEE!.

* ¡NO MÁS UNITED FRUIT, NO MÁS BASES!.

* ¡DEMOCRACIA U.S.A. DEMOCRACIA DE TIRO Y GASES!.

* ¡NO AL ROBO DEL PETROLEO VENEZOLANO!.

*¡QUEREMOS RELACIONES CON TODOS LOS PAÍSES DEL MUNDO!.

*¡ QUEREMOS RELACIONES CON LA UNION SOVIÉTICA!.

El contenido de las consignas claramente define el carácter de los manifestantes, un claro corte latinoamericanista, nacionalista y

antiimperialista. Probablemente influenciado por los sucesos revolucionarios en Cuba y de otros países. No hubo duda sobre la convicción de los chiricanos de ser escuchados.

No era posible que luego de más de 15 horas de camino y tras recorrer aproximadamente 300 millas de David a la capital no le cedieran el uso de la palabra. Tal fue el impacto de la entrada a escena de los chiricanos que se tuvo que romper el protocolo y darle la palabra a Abdiel Pérez, Profesor de Matemática del Colegio Felix Olivares de David. El profesor Pérez aprovecho la oportunidad para fustigar la política colonialista de los Estados Unidos sobre los países débiles y, sobre todo, reafirmó el legítimo derecho de Panamá sobre la Zona del Canal.

Luego de la breve intervención se retornó al orden diseñado originalmente, el Ministro de Relaciones Exteriores Miguel Moreno leía su discurso, pese a ello ya nadie escuchaba las palabras de la tarima. Seguidamente se escucho una voz que pronto se generalizo “¡A LA ZONA!”, ” ¡ A LA ZONA!”,. G. Ortega, testigo presencial de este hecho, lo relata así:

“De las viejas casas de inquilinato, colmenas ruidosas construidas “en tiempos del Canal Francés”, brotaban enjambres de hombres, mujeres y niños que se sumaban al torrente impetuoso. La gente saltaba de las “chivas” y engrosaba la manifestación,…”12

Para esta hora de la tarde toda la línea limítrofe entre la Zona del Canal y la ciudad de Panamá, estaba alambrada y protegida por los

militares estadounidenses. Adicional a esto, la Guardia Nacional se convirtió en otro obstáculo para los manifestantes ya que como en otras ocasiones, interfería en las manifestaciones nacionalistas del pueblo. Al parecer, daba frutos la visita oficial del Subsecretario de Estado de los Estados Unidos.

Los oficiales de la Guardia Nacional encargados de evitar el enfrentamiento entre los panameños y el ejército norteamericano eran los Capitanes Hurtado, Torrijos Herrera y Mata.

Los manifestantes bloquearon las calles aledañas al límite con la Zona del Canal, además de apedrear las vidrieras de las transnacionales norteamericanas tales como: el Chase Manhattan Bank, Agencia Naviera Boyd Brother, All American Cables & Radio y la Chiriqui Land Company. El enfrentamiento se prolongó hasta altas horas de la noche cuando aún los panameños enarbolaban la bandera nacional.

El Hospital Santo Tomás recibió gran cantidad de heridos, tanto por las bombas lacrimógenas como por golpes propinados por los norteamericanos. De parte del Ejercito zoneíta se conoció de cerca de diecinueve (19)soldados heridos.

En la tarde del 29 de noviembre regresaron a David en varios grupos los chiricanos que participaron de la Gran Caravana. En los limites de la Zona, específicamente en el Chorrillo, la Guardia detuvo al ciudadano Edgar Valenzuela quien intentó pasear la bandera panameña en territorio de la Zona cuando se disponía regresar al interior del país.

En el puente de Miraflores se bajaron del autobús otro grupo de chiricanos y caminaron por el puente portando la enseña patria. De inmediato llegaron los policías zoneitas, sin embargo, los chiricanos ya habían partido rumbo a su provincia.

El diario Crítica del 30 de noviembre de 1959, elogiaba a los chiricanos publicando en su contraportada: “CUMPLIERON JURAMENTO LOS PATRIOTAS CHIRICANOS”, “GRAN RECIBIMIENTO EN DAVID”, informaba sobre la partida de los chiricanos a su provincia, al igual que los preparativos en David para homenajear y recibir a los chiricanos que viajaron a la ciudad capital para pasear la bandera nacional sobre la Zona del Canal.

III. CONCLUSIONES

Los sucesos de los días 3 y 28 de noviembre de 1959, dieron a conocer al mundo el problema no sólo de la bandera panameña en la Zona del Canal, sino el problema de la soberanía de la República de Panamá sobre esta franja del territorio nacional.

La demostración de los interioranos de recorrer casi la totalidad del territorio istmeño con el fin de enarbolar la enseña tricolor en la Zona del Canal el 28 de noviembre de 1959, representó un ejemplo de lucha para las venideras generaciones y destacó el patriotismo de los chiricanos. Con este hecho los chiricanos consagraron en las páginas de nuestra historia nacional los esfuerzos y aportes del interior del país, en la lucha por la descolonización de Panamá y la administración plena de la vía interoceánica, lo cual se logró gracias a estas jornadas de luchas, a la unidad del pueblo, y el apoyo internacional solidario, entre otros significados.

Los hechos de noviembre de 1959 se convertirían en los antecedentes históricos más inmediatos a los sucesos del 9 de enero de 1964, en el cual se derramó la sangre heroica de cientos de panameños y se entrego al altar de la patria la vida de veintiún (21) compatriotas, hombres y mujeres.

Nuestra obligación como historiadores es el de investigar y profundizar sobre hechos de trascendencia como la “Caravana Chiricana a la Zona del Canal”, la cual, por diversas circunstancias no ha generado el interés de los estudiosos de nuestra historia republicana, sobre todo los especialistas en las relaciones entre Panamá y los Estados Unidos de Norteamérica.

BIBLIOGRAFÍA

LIBROS:

  1. ARAÚZ, CELESTINO Y PIZZURNO PATRICIA: Estudio sobre el Panamá Republicano 1903 – 1989, Edit. Manfer S.A. Colombia 1996.

  1. MCKAY, ALBERTO: Avance de Investigación, Instituto del Canal, Universidad de Panamá, Julio de 2000.

  1. ORTEGA, GREGORIO: Panamá, Ediciones Sociales, La Habana, Cuba 1961. 142 Páginas.

  1. ORTEGA, GREGORIO Y V. ARAÚZ: Bases no, Yankee Go Home, Soberanía Total. En Defensa de los Mártires. Imprenta Siglo XXI, Panamá 1981. 36 Páginas.

DIARIOS:

  1. Diario CRÍTICA: A las tres de la tarde saldrán de David, el 27. Miércoles 25 de noviembre de 1959. Págs. 1.

  1. Diario: CRÍTICA Avanzara desde Chiriquí marcha de reafirmación de soberanía en la Zona”. Jueves 9 de noviembre de 1959. Págs. 1 y 7.

  1. Diario CRÍTICA: Manifestación pacifica y ordenada”. Jueves 26 de noviembre de 1959. Págs. 1 y 11.

  1. Diario CRÍTICA: El país se moviliza: para la manifestación del 28 de Reafirmación de Nuestra Soberanía. Viernes 27 de noviembre de 1959. Págs.1 y 13.

  1. Diario CRÍTICA: La Asamblea va a la Manifestación. Viernes 27 de noviembre de 1959. Págs. 1.

  1. Diario CRÍTICA: En la Manifestación de hoy: Unidad y Civismo frente a Estados Unidos. Sábado 28 de noviembre de 1959. Págs. 5.

  1. Diario CRÍTICA: Millares de panameños se congregaron en la tarde del sábado en Plaza Francisco Arias Paredes. Lunes 30 de noviembre de 1959. Págs. 1.

  1. Diario CRÍTICA: Cumplieron juramento los patriotas chiricanos, Gran recibimiento en David. Contra portada y Págs. 11.

  1. Diario LA HORA: Bombas y balas contra piedras. Miércoles 4 de noviembre de 1959. Págs. 2.

  1. Diario LA HORA: 62 heridos; 17 están hospitalizados. Miércoles 4 de Noviembre de 1959. Págs. 3.

  1. Diario LA HORA: Se trataba de un desfile pacifico pero no se quiso entender esto”. Miércoles 4 de noviembre de 1959. Págs. 6 y 7.

  1. Diario LA HORA: ! La marcha va… ¡, Pero pacifica y hacia la Cancillería. Jueves 26 de noviembre de 1959. Págs. 1.

  1. Diario LA HORA: Mientras los gringos se encierran Panamá alistándose para mitin. Jueves 27 de noviembre de 1959. Págs. 1

  1. Diario LA HORA: Ordenes de disparar tenían los soldados zoneitas el sábado. Lunes 30 de noviembre de 1959. Contra portada.

  1. Diario LA HORA: Aseguran manifestantes… El Pollo Arosemena no quería que chiricanos hablaran en el mitin. Miércoles 3 de diciembre de 1959. Págs. 12.

  1. Diario LA HORA: Dice Pollo Arosemena… Peñalba Arremetió contra la unidad nacional el 28. Miércoles 9 de diciembre de 1959. Págs. 21.

  1. Diario EL PANAMÁ AMÉRICA: Firme protesta de pueblo y gobierno, se contesta también la nota de los Estados Unidos. Miércoles 4 de noviembre de 1959. Págs. 1.

  1. Diario EL PANAMÁ AMÉRICA: Encuentros de la Fuerza Armada de los EE.UU. y grupos panameños. Miércoles, 4 de noviembre de 1959. Págs. 8 y 9. (fotos: Cabredo y Mendoza.)

  1. Diario EL PANAMÁ AMÉRICA: Relación gráfica de los últimos acontecimientos. Jueves, 5 de noviembre de 1959. Págs. 4. (fotos: Cabredo y Mendoza).

  1. Diario EL PANAMÁ AMÉRICA: La Universidad convoca a una reunión pacifica y ordenada. Miércoles, 25 de noviembre de 1959. Págs. 1.

  1. Diario EL PANAMÁ AMÉRICA: Mañana sale de David la Gran Caravana Patriótica. Jueves 26 de noviembre de 1959. Págs. 1.

  1. Diario EL PANAMÁ AMÉRICA. Declaraciones de Mariano Rodríguez sobre la Marcha. Lunes 30 de noviembre de 1959. Págs. 1 y 18.

REVISTAS:

27. Revista LIFE: El problema de la bandera en la Zona del Canal origina reuniones diplomáticas. EE.UU. Edición en español. Diciembre 1959. Págs. 14, 15, 16, 17.

1 G. ORTEGA y V. ARAUZ. Bases no,yanki go home, soberanía total. En defensa de los Mártires; Imp. Siglo XXI, Panamá 1981, pag. 21-22.

2 Diario EL PANAMÁ AMÉRICA: Firme protesta de pueblo y gobierno, se contesta también la nota de los Estados Unidos. Miércoles 4 de noviembre de 1959. Págs. 1.

3 ARAUZ, CELESTINO Y PIZZURNO, PATRICIA: Estudio Sobre el Panamá Republicano, Edit. Manfer. S.A. Colombia 1996 Pág. 338-439

4 Dr. MCKAY, ALBERTO: Avance de Investigación, Universidad de Panamá, Instituto del Canal, Panamá, 2000. Pag. 100.

5 Dr. ERNESTO DE LA GUARDIA: Discurso al país, Panamá, 26 de noviembre de 1959.

6 Critica: Manifestación pacifica y ordenada, Jueves 26 de noviembre de 1959. Págs. 1 y 11.

7 Ibíd. CRITICA, jueves 26 de noviembre de 1959.

8Diario EL PANAMÁ AMÉRICA: Mañana sale de David la Gran Caravana Patriótica. Jueves 26 de noviembre de 1959. Págs. 1.

9 Diario CRÍTICA: En la Manifestación de hoy: Unidad y Civismo frente a Estados Unidos. Sábado 28 de noviembre de 1959. Págs. 5.

10 Diario EL PANAMÁ AMERICA. Declaraciones de Mariano Rodríguez sobre la Marcha. Lunes 30 de noviembre de 1959. Págs. 1 y 18.

11 ORTEGA, G. Y V. ARAUZ. Op., CIP. , Pag. 31

12. Op., CIP Pag. 137

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: