jump to navigation

Los chiricanos se quedan sin ríos febrero 15, 2009

Posted by BPP in Contaminación, hidroeléctricas, Recreación, Recurso Hídrico, Turismo.
Tags: ,
1 comment so far

El paso del Risacua fue alguna vez un populoso balneario

Los ríos chiricanos se quedan secos y solos

Los ríos en la provincia de Chiriquí necesitan una importante inversión para desarrollar el turismo interno.

PELIGRO. Los davideños dejan de ir a los ríos. Los consideran peligrosos por la influencia de hidroeléctricas y la contaminación. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Boris Gómez

Boris Gómez
DAVID, CHIRIQUÍ

nacionales@prensa.com

Virgilio González, el trabajador de una estación de combustible en la ciudad de David, dice que ha dejado de ir a su querido río Chiriquí.

“Uno no sabe cuándo el río va a crecer. Sucede de pronto, aunque estemos en el periodo seco. Es peligroso y temo que eso provoque una tragedia en la familia”, declaró González.

Él es parte de los miles de chiricanos que están dejando de ir a los ríos, ya sea por que están contaminados, por mínimo caudal, por falta de seguridad o por el peligro de crecidas.

La tendencia en Chiriquí es que las familias están comprando piscinas de plástico, las llenan cuando hay servicio de agua y se quedan en casa a refrescarse, dijo.

Los temores del trabajador son confirmados por el consultor ambiental Eberto Anguizola, quien llevó a cabo un estudio de las cuencas en Chiriquí en el año 2006.

Según Anguizola, González tiene razón de ser precavido. El río Chiriquí forma parte de la cuenca 108, que es la del río Caldera y a lo largo de su cauce hay tres importantes hidroeléctricas.

Esas hidroeléctricas represan el agua. Para generar la energía la pasan por turbinas y luego la liberan.

“Las empresas generadoras deben establecer sin fallos un sistema de alerta temprana para poner en aviso a todas las comunidades de que el caudal del río va a crecer”, opinó Anguizola.

Mientras tanto, el director regional de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), Harmodio Santamaría, señaló que investiga el caso.

“Sabemos que al momento de generar la energía se lleva a cabo la liberación de agua, pero entendemos que son volúmenes que no modifican tanto el caudal”, explicó.

Por su parte, el ambientalista Raúl Montenegro opinó que se debe analizar bien el problema de la liberación de las aguas.

“Cuando se libera agua sin avisar, todo lo que esté río abajo, corre peligro”, opinó Montenegro.

Sufre el turismo

El paso del Risacua (río David) fue alguna vez un populoso balneario, donde cientos de personas iban a divertirse los fines de semana. En aquellos años se decía que el foráneo que se bañaba en el famoso paso no volvía a su lugar de origen y se quedaba en Chiriquí.

Milagros Sánchez, historiadora davideña, señaló que hace unos 30 años se invirtió para que la gente lo visitara cada fin de semana, pero esos proyectos fracasaron.

“La vida de David estuvo unida como dos gemelos siameses a la pureza del río. En los años veinte del siglo pasado había un zarzo y hasta clubes de natación”, explicó Sánchez.

Pero hoy el paso está casi solitario. Algunos valientes se atreven desde el puente a pescar con cuerda, sin miedo a la contaminación.

“Ya no es recomendable bañarse por la contaminación. Se necesita un programa de manejo para recuperar el río”, declaró Eberto Anguizola.

Hay un crecimiento habitacional sin planificación en materia ambiental cerca de la cuenca del río Caldera, que tiene sub cuencas como la del río David y el Chiriquí. Lo antes posible se deben implementar acciones sobre este problema, declaró Anguizola.

El director de la Autoridad de Turismo, Erick Oribarra, acepta que los ríos necesitan inversión para desarrollar el turismo interno.

“Esperamos que el sector privado desarrolle proyectos turísticos en los ríos y para eso trataremos de hacer una campaña con las alcaldías”, dijo.

“Nosotros podemos conseguir fondos para infraestructura de balnearios, pero se tiene que organizar la comunidad que debe desarrollar y administrar los proyectos”, indicó Oribarra.

Anuncios

El primer título de beisbol de Chiriquí marzo 24, 2008

Posted by BPP in Deportes, Recreación.
Tags:
6 comments

VICTORIA. Sucedió hace 30 años.

El primer título de Chiriquí

Muchos atletas llevados en hombros por la fanaticada, terminan a los 40 años como desempleados.

Los chiricanos jugaron 34 años consecutivos antes de lograr el primer campeonato nacional de béisbol.

CORTESÍA / Revista Placa 4.
RECIBIMIENTO. El primer equipo chiricano de béisbol que ganó un campeonato nacional fue esperado en la provincia por una multitud.

Boris Gómez
DAVID, Chiriquí

Hace unos días, el pasado 21 de marzo, se cumplió el aniversario número 30 de una de las hazañas deportivas más importantes para el pueblo chiricano: La conquista del primer título nacional de béisbol mayor.

El aniversario pasó casi inadvertido, pues el mundo cristiano conmemoraba el Viernes Santo en esa fecha. Solo algunos medios locales lo señalaron, y los aficionados prefieren vivir el esperanzador presente del renovado equipo mayor, líder general del campeonato nacional.

Erick Marín, el receptor que atrapó el último strike lanzado por Napoleón Ibarra a Herrera en la histórica victoria por 5-2 en el estadio Juan Demóstenes Arosemena, recuerda que no había termómetro para medir el alegre calor del pueblo chiricano.

“En el estadio la gente lloraba y se abrazaba. Yo también fui campeón en el 79 y en los noventa, y nunca hubo un recibimiento tan emotivo. Cuando bajé del bus en el cruce de San Félix hasta me rasgaron la camiseta. La gente hacía cosas increíbles”, recuerda.

El pueblo los premió y el equipo entero fue enviado a Miami de paseo.

Chiriquí había asistido a los campeonatos desde 1944 sin ganar por 34 años consecutivos. Las actuaciones del equipo en el 76 y 77, bajo la dirección de Fernando Alberto Mamavila Osorio, eran tan esperanzadoras que hasta se vendían calcomanías con la inscripción “Seremos campeones, meto”.

Mamavila formó el equipo. Le dio forma al cuerpo de lanzadores y la victoria tenía que llegar. Fue un gran arquitecto, y Carlos Heron llegó a consolidar el trabajo que se venía haciendo”, opinó Marín.

El béisbol nunca fue igual desde aquel 1978. El equipo de Chiriquí ganó 10 títulos más en los 30 años siguientes, es decir uno de cada tres, para convertirse en una potencia.

La televisión entró en el espectáculo: se permitió la participación de peloteros profesionales, Chiriquí se dividió en dos equipos y así nació: Chiriquí Occidente; luego vino la internet y ahora juegan beisbolistas extranjeros.

Aunque se ha avanzado mucho, hay quienes consideran que la situación de los atletas del béisbol de Panamá no es justa, y que ni el gobierno ni la empresa privada ni la fanaticada los han orientado ni dado el lugar que merecen en la sociedad.

Ídolos de Barro

El periodista Olmedo Morales, director de la revista Placa 4, fue seleccionado de Chiriquí y de Panamá en la década de 1970 y colgó los spikes en 1977, un año antes de que el equipo ganara el título.

El hombre eléctrico, como le apodaban al centerfielder, resumió la razón de su retiro: “Solo ganaba 125 dólares y me ofrecieron dirigir La Voz del Barú y un salario de 325 dólares, pero no podía seguir jugando. La familia es primero”, señaló Morales.

En su opinión, a los peloteros hay que reivindicarlos en muchos aspectos.

La dirigencia debe crear un programa para que los atletas se capaciten en profesiones prácticas, si es que no tienen estudios universitarios.

“Muchos beisbolistas terminan su vida deportiva y luego, fuera de los campos, no saben hacer nada, por lo que les espera un futuro duro… y de la gloria no se come”, opinó.

Son jóvenes y hay que orientarlos. Se puede, si se toma en cuenta que las empresas que venden productos, gracias al béisbol, se llevan cientos de miles de dólares de ganancias cada año.

“Ese mismo ídolo que el pueblo cargó en hombros se convierte en un hombre desempleado cuando llega a los 40 años”, dijo Morales.

La solución no es conseguirle un puesto político. Tenemos el caso de Rodolfo Candelilla Aparicio, quien debería estar enseñando a jugar a los niños y trabaja en la Dirección de Investigación Judicial , donde no es especialista, indicó.

Lo ideal es que nuestros atletas sean como Virgilio Kaa o Lauren Flores, quienes jugaron, ganaron sus títulos y ahora trabajan como ejecutivos de empresas gracias a que se educaron, indicó.

Elementos turísticos de interés presentes en el Parque Nacional Volcán Barú (PNVB) enero 23, 2008

Posted by BPP in Áreas Protegidas, Chiriquí, Recreación, Turismo, Volcán Barú.
Tags: ,
1 comment so far

Elementos turísticos de interés presentes en el Parque Nacional Volcán Barú (PNVB)

Senderos y rutas señaladas

Los encontramos de dos tipos, los que precisan de guía ambiental y los que pueden realizarse de forma autónoma (autoguiados) en función de los medios económicos y de la cantidad de visitas que recibe el espacio. Los recorridos autoguiados amplían la comprensión y apreciación de los visitantes, permitiéndoles moverse a su propio ritmo, sin necesidad de personal de ayuda. Sin embargo, para que ello sea posible se precisa de letreros a lo largo del sendero que facilite la tarea de interpretación. Así pues, todos los senderos que pueden realizarse en el PNVB responden a las características típicas de senderos autoguiados.

Se distinguen básicamente dos senderos debidamente señalizados, el sendero de los quetzales y el sendero que conduce a la cima del Volcán Barú. Pero además encontramos otras interesantes sendas no sólo dentro del Parque sino también en el área colindante. Sin embargo, el precario estado de conservación de las mismas, sumado a la falta de conocimiento de éstas por parte de la población e incluso por las instituciones encargadas de su promoción hace que hoy sean prácticamente desconocidas.

Estos senderos son los siguientes:

Cima del Volcán Barú

Sendero a la cima del Volcán desde Boquete

Caseta de Guardabosques de La Camiseta

Sendero desde La Nevera hasta Alto Chiquero

Caseta de Guardabosques de Alto Chiquero

Sendero de los Quetzales

Caseta de Guardabosques de Alto Respingo

Sendero a la cima del Volcán desde Hato de Volcán

Hato del Volcán

Cerro Punta

A continuación pasamos a describir los senderos que podemos encontrar dentro del PNVB.

El sendero de los quetzales

El sendero de los quetzales es un sendero de una sola dirección de 6km de recorrido que comunica dos poblaciones, Cerro Punta desde el área de Alto Respingo y Boquete desde el área de Alto Chiquero. El sendero sin pendientes muy pronunciadas transcurre por bosque nuboso de altura con intensa vegetación que lo hace muy apto para la observación de flora y fauna. El recorrido se puede realizar únicamente a pie y se estima que en un tiempo aproximado de cuatro horas.

En cuanto a la señalización del mismo, cabe decir que en él podemos encontrar a lo largo de todo su trayecto letreros que nos van indicando la distancia recorrida y puntos de interés. También se pueden distinguir letreros interpretativos de identificación de algunas especies de flora y fauna, aunque son muy básicos y escasos. Estando la señalética destinada a la interpretación e información ecológica prácticamente limitada a ese reducido número de letreros.  A su vez, se encuentra delimitado por postes de madera que impiden que el visitante se salga del vial.

El mayor atractivo de esta senda es el quetzal, ave que ya hemos descrito detalladamente en el apartado de fauna en el inventario de recursos naturales de este proyecto. Debido a la situación y condiciones naturales del PNVB, el quetzal es un ave relativamente fácil de observar en estado natural en esta área protegida. No obstante, los atractivos de esta senda no se limitan únicamente a la observación del quetzal, sino que ofrece también al visitante un espectacular paisaje de bosque nuboso, la posibilidad de ver otras especies de fauna (pavas negras, tapires, ardillas,…), así como disfrutar del río Caldera que nace a muy pocos kilómetros del inicio de la senda y que transcurre paralelo a ésta en varios tramos.

Una de las iniciativas del IPAT es el desarrollo de un sistema de veintidós rutas temáticas patrimoniales con el fin de permitir brindar un panorama de complejidad, diversidad y exclusividad del patrimonio natural, cultural e histórico de Panamá. Para esta iniciativa se está desarrollando un sistema de información geográfica y una base de datos sobre tales rutas. Así pues, el sendero de los quetzales ha sido catalogado como ruta patrimonial por la administración competente en turismo de Panamá.

Sendero a la cima del Volcán Barú

Para llegar a la cima del Volcán existen varias rutas, siendo la principal la que accede al Parque desde Boquete donde se ubica la caseta de control de La Camiseta. Esta senda cuenta con una longitud de 13,5 km hasta llegar a la cima y avanza venciendo pendientes muy abruptas sobre una franja de rodamiento de piedra. El acceso a la cima del Volcán puede ser tanto caminando como con vehículos de doble tracción.

Sin embargo, ha sido el paso de automóviles de doble y tractores el que ha dado lugar a acusados desprendimientos de rocas del camino haciéndolo bastante intransitable. Y es este uno de los principales motivos, junto con las pronunciadas pendientes, el que actualmente limita el número de visitantes en senda.

Otro impacto negativo asociado a la continua circulación de automóviles por dicha senda es el ancho del camino que ha llegado a originar, el cual es de gran amplitud. Esto aparte de todas las consecuencias que haya podido producir sobre la fauna y flora y de erosión, ha generado otro tipo de efectos también sobre el turismo que cabe resaltar. Pues, ha disminuido en gran medida la calidad paisajística del sendero y también hace que sea menos apetecible de recorrer a causa de esa pérdida de vegetación que protegía anteriormente del sol. Y de ahí, que se recomiende hoy por hoy realizarlo por la noche con el fin de soportar mejor el calor.

Esta senda se encuentra señalizada a lo largo de todo su recorrido con letreros que nos van indicando la distancia recorrida y determinados puntos de interés. Pero, por contra a la senda de los quetzales, ésta carece de letreros interpretativos en sus casi 14 km de longitud que la definen.

Son atractivos de la senda las singulares características topográficas, ecológicas y escénicas, así como la flora y fauna del espacio, que todo junto hacen que se constituya como un centro de atracción natural. Y siendo las vistas panorámicas uno de los atractivos más aclamados por los turistas, señalaremos que desde la cima del Volcán es posible, cuando las condiciones climáticas lo permiten, observar los dos océanos, el Atlántico y el Pacífico, a la vez que poder disfrutar de un espectacular amanecer.

Se consideran lugares más aptos para la observación de flora y fauna dentro de esta senda la Nevera, Potrero Muleto y los Fogones, además de la cima del Volcán. Todos ellos podríamos decir que se distinguen por estar a cierta altitud y posicionados estratégicamente dando lugar a miradores naturales. Cada uno de los lugares que terminamos de citar está ya descrito en el apartado relativo a inventario de recursos.

Desde el área de la Nevera, se puede tomar una ruta alternativa a la senda principal que nos lleva también a la caseta de control desde donde se inicia el recorrido. Ésta se puede realizar tan solo a pie y no está señalizada ni tampoco acondicionada para el desarrollo del senderismo.

Es posible acceder a la cima del Volcán también por la población de Hato del Volcán. Esta segunda senda a la cima se caracteriza por tener un tramo asfaltado en su parte baja, pero el resto se debe realizar caminando y ello podría ocupar hasta casi tres días. Por otra parte, para tomar este sendero es imprescindible traspasar una propiedad privada.

Esta última senda carece también de señalización en su totalidad. Tampoco existe caseta de guardabosques próxima que permita controlar el número de visitantes además de ofrecerle información útil para la realización de la misma.

Los atractivos más destacados son bastante similares a los que mencionábamos en el sendero principal a la cima del Volcán, entre los cuales decíamos que estaba su topografía, las vistas escénicas y ecológicas y la observación de flora y fauna. Pero algo que lo diferencia del otro sendero son los llanos originados por los flujos de lavas que podemos encontrar en las partes más bajas.

Otros senderos

Como decíamos al inicio de este epígrafe, existen otros senderos que debemos tener presentes aunque no estén tan bien delimitados como los anteriores. Todos ellos son rutas alternativas que adecuadamente planificadas podrían ofrecerse al turista de igual manera que se proponen actualmente la senda de los quetzales y el sendero a la cima del Volcán. Estas rutas a las que nos referimos cuentan también con recursos muy interesantes que pueden resultar atractivos para el visitante tal y como veremos en las siguientes líneas.

Por ejemplo, el sendero que desde la Nevera hasta el río Caldera es un sendero peatonal que conduce desde dicha área hasta el río comunicando directamente con el sendero de los quetzales. Carece de señalización y acondicionamiento para la práctica del senderismo, no obstante, es un buen lugar para la observación de flora y fauna. Otro aspecto que debemos destacar de este sendero son las bajas temperaturas que se pueden percibir en la zona de la Nevera, algo poco frecuente en prácticamente todo el Parque, a excepción de en la cima del Volcán.

Otro sendero que podemos citar es el sendero del Pianista, el cual se localiza aproximadamente a 8,5 km de Boquete y está catalogado como sendero de gran dificultad ya que precisa de un tiempo estimado de 20 horas caminando y vencer pronunciadas pendientes. Este sendero comunica el distrito de Boquete con la provincia de Bocas de Toro, en la vertiente del Caribe. La altitud del sendero a su inicio es de 1.500 metros sobre el nivel del mar para ascender hasta 1.900 metros en la división continental y que nos lleva de nuevo a descender hasta 900 metros al enlazar con el río Changinola ya en el Caribe.

Aunque propiamente este último sendero no está dentro del Parque si que se encuentra localizado en zona limítrofe, además sus atractivos son tan valiosos que nos impiden descartarlo de este epígrafe. Entre tales atractivos es imprescindible hacer mención de su vegetación selvática, los diferentes ríos que atraviesa, sus espectaculares paisajes y, sobre todo, el hecho de poder apreciar la notable diferencia entre las dos vertientes, además de poder divisar el Atlántico y el Pacífico.

Son otras rutas alternativas la senda al Cerro Artillería, la senda Cerro India, la senda a la Piedra de Lino, la senda a la Piedra de Musgo, la senda a los Cañones del río Macho de Monte, la senda a las lagunas de Boquete, la senda a las lagunas de Volcán,… Muchas de ellas aunque no pertenecen al Parque se localizan en sus alrededores contribuyendo a enriquecerlo. Sin embargo, todas ellas cuentan con un problema común que cabe tener en cuenta y que viene dado por la falta de señalización y acondicionamiento para el turismo, lo cual conlleva a restarles importancia pese a que sus atractivos naturales sean de gran valor.

Áreas de Pic-nic

Proporcionan servicios básicos para uso recreativo (agua, aseos, limpieza y recogida de residuos, mobiliario rústico, zonas de sombra y estacionamiento de vehículos). Están destinadas al esparcimiento y descanso durante la jornada y, por lo general, no se utilizan para pernoctar.

Por lo que se refiere a este tipo instalaciones, existen en los dos senderos más importantes del Parque, el sendero de los quetzales y el sendero principal a la cima del Volcán. En el caso del sendero de los quetzales, podemos encontrar varias áreas de pic-nic que disponen de mobiliario rústico y papeleras, y están ubicadas en lugares estratégicos que funcionan a modo de miradores que permiten divisar el extraordinario paisaje. En cuanto al sendero que conduce a la cima del Volcán desde Boquete, cuenta con una sola área recreativa situada en una zona conocida popularmente como los Fogones. Algunas de las áreas de pic-nic a las que nos referimos se encuentran incluso cubiertas por un sobretecho.

Otra área de pic-nic  a destacar es la que se encuentra situada el distrito de Bugaba, en zona limítrofe al Parque, y conocida popularmente como las Fuentes. Se trata de un lugar bastante accesible y seguro que permite pasar un día al aire libre con la familia o los amigos.

Zonas de Acampada

Se trata de zonas habilitadas para la pernoctación dentro del Parque. En este sentido, encontramos dos áreas destinadas para la acampada, un área conocida popularmente como Los Fogones y, la otra, dentro del sendero de los quetzales. Dichas áreas disponen de una instalación a modo de cabaña o refugio de madera al descubierto en las cuatro paredes que lo forman y de reducidas dimensiones, aunque según el Plan de Manejo su capacidad es para quince personas. Estas áreas, aparte de la instalación descrita, no cuentan con ningún otro tipo de servicio básico complementario, como pudiera ser agua, aseos,… y cuentan con mantenimiento periódico.

Otros lugares en los que se puede acampar en los alrededores del área protegida son Las Fuentes, las lagunas de Volcán y en los Llanos. A excepción de Las Fuentes, las otras dos zonas no disponen de instalaciones ni de señalización que indique que es posible acampar en el área.

Zonas de Aparcamiento

Generalmente están ubicadas en los centros de información, miradores, áreas de pic-nic, etc. Su objetivo es la ordenación del tráfico a motor y la reducción del impacto ambiental dentro del Parque.

No existen áreas habilitadas para tales efectos, pero sí que esta permitido el estacionamiento de los automóviles que llegan al PNVB en las proximidades de las casetas de guardabosques de Alto Respingo, Alto Chiquero y La Camiseta.

Miradores y tablas panorámicas

Son un elemento interesante en la interpretación paisajística. Los miradores que hallamos en el PNVB son los de Alto Respingo y el del sendero de los quetzales. El primero permite divisar los valles más próximos y, el segundo, ofrece una panorámica del río Caldera.

Por otra parte, encontramos miradores naturales dentro del Parque, los cuales se caracterizan por tener una ubicación privilegiada y ofrecer vistas panorámicas de gran belleza. Tales miradores se pueden localizar en las áreas de La Nevera, Potrero Muleto, Los Fogones y la cima del Volcán. Ninguno de estos miradores dispone de infraestructura que lo delimite para sus efectos.

Zonas y viales para deportes de naturaleza

Se trata de áreas habilitadas para la práctica de deportes tales como cicloturismo, paseos a caballo, piragua, pesca, etc. Las zonas que encontramos con tales características se localizan dentro de propiedades privadas en las inmediaciones al Parque.

Puentes, pasarelas y construcciones de acceso a zonas de interés

Facilitan el acceso de los visitantes a determinados rincones del área protegida. Los puentes y pasarelas que podemos hallar dentro en el Parque son muy precarios y funcionan simplemente como vial de acceso que da continuidad a la senda.

Parques culturales

Zonas que se mantienen cohesionadas por vínculos históricos, geográficos, con recursos patrimoniales y elementos que les confieren una identidad propia (yacimientos arqueológicos, poblados, etc.).

Sitio Barriles se configura como un parque cultural en los límites al Parque Nacional Volcán Barú al contar con yacimientos arqueológicos en perfectas condiciones de conservación y que le otorgan una identidad propia. En este enclave existe también una pequeña exposición de los restos arqueológicos, se promueve también el consumo de productos típicos caseros, se conservan antiguos aperos de labranza,…

Este sitio arqueológico de gran valor ha sido ya descrito detalladamente en el inventario de recursos, concretamente en el punto de patrimonio arqueológico.

Autora:
Natalia Maravall
Escuela Superior de Gandía
Trabajo final de Carrera
Asesor: Prof. Ariel R. Rodríguez Vargas
Centro de Estudios de Recursos Bióticos, Universidad de Panamá

El gigante parece estar dormido: Volcán Barú enero 11, 2008

Posted by BPP in Geología, Recreación, Turismo, Urbanismo.
Tags: , , ,
26 comments

CHIRIQUÍ.

Volcán Barú no es una amenaza

Boris Gómez
Laprensa@prensa.com

Los científicos que por un año hicieron estudios del volcán Barú en Chiriquí confirmaron que los temblores de mayo de 2006 que azotaron Boquete se debieron a una actividad volcánica muy profunda, pero no hay indicios de que se vuelva a presentar.

 

chiriquí. Temblores de 2006 tuvieron origen primario en actividades volcánicas.

Informe geológico deja tranquilos a boqueteños

Ni los temblores, ni la red sismológica indican el advenimiento de una nuevo episodio por el momento.

La inversión en sismógrafos por parte del Estado para este estudio fue de 50 mil dólares.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/B. Gómez
ESTUDIO. Ubicado 15 kilómetros al este del área de cerro Pando, es el punto geográfico más alto del país.

Boris Gómez
BOQUETE, Chiriquí

La Secretaría Nacional para la Ciencia y la Tecnología (Senacyt) reveló los detalles del estudio geológico que se inició en enero del pasado 2007 en el área del volcán Barú.

Los científicos determinaron que los temblores registrados en mayo del año 2006, y que alarmaron a la comunidad de Boquete, tuvieron origen primario en actividades volcánicas, pero no son el indicio de que en un futuro cercano se registrará otra erupción o un nuevo episodio volcánico.

Volcán Barú

Foto: Printking-Flickr.com. Vista del Volcán Barú.

Julio Escobar, secretario nacional de Senacyt, explicó que la interpretación de un grupo de científicos es que el origen primario de esos temblores fue una actividad volcánica muy profunda, en la que se liberaron gases que lubricaron las placas tectónicas superficiales de la región y que dieron por resultados los temblores del año 2006 en Boquete.

Cima del Volcán Barú

Foto: A. Rodríguez- Flickr.com. Cima del Volcán Barú

Ni los temblores, ni la red sismológica indican el advenimiento de un nuevo episodio por el momento. Los científicos aseguran que las condiciones del volcán Barú nos permitirían percatarnos como mínimo un mes antes o varios meses de un nuevo episodio”, dijo Escobar.

Los secretos del Volcán

Para los ciudadanos de las tierras altas chiricanas, en los alrededores del año 1950 no llegó el holocausto debido a la invasión de las culturas europeas, sino que pudo ser por la erupción que se registró, confirmó el propio Escobar.

La cultura de Barriles, que ha dejado múltiples muestras de su presencia en zonas cercanas a la localidad de Volcán, en el distrito de Bugaba, pudo haber sido una de las más afectadas, aunque serán los arqueólogos los que darán más detalles, dijo Escobar.

Moradores de tierras altas siempre se han preguntado cuál fue la razón por la que esta civilización desapareció solo dejando rastros de orfebrería y utensilios, y la respuesta puede estar en aquella erupción de mediados del siglo XVI, donde fueron castigadas las zonas de Boquete, Volcán y Cerro Punta o Caizán.

En aquellas zonas, a una distancia similar, en caso de una futura situación sísmica se pueden presentar avalanchas de lodo, flujo de cenizas ardientes y nubes de cenizas, y son riesgos que se deben tomar en serio por lo que generación tras generación tenemos que aceptar que convivimos con volcanes activos, tanto el de La Yeguada como el Barú.

La inversión en sismógrafos por parte del Estado fue de 50 mil dólares y varios miles dólares más en cuanto a capacitación de funcionarios, explicó Escobar.

Hablan los boqueteños

La maestra jubilada Adela de Montenegro relató que sus ancestros decían que cuando los cultivos crecían en forma desmedida se podría presentar una erupción.

Mientras tanto Carlos Enrique Landau, empresario hotelero, dijo que el informe de Senacyt es tranquilizador y está seguro que las declaraciones de los científicos van a crear más confianza en la comunidad.

———–

Ver además: Informe del Servicio Geológico de Estados Unidos sobre la investigación de los sismos de 2006 en Boquete.

Feria de las flores y del café en Boquete enero 10, 2008

Posted by BPP in Agroindustria, Boquete, Recreación, Turismo.
Tags: ,
2 comments

CHIRIQUÍ. EL EVENTO SE INAUGURA HOY A LAS 7:00 P.M.

Feria de las flores y del café

La actividad genera dos millones de dólares para la economía de la provincia de Chiriquí.

Edilberto Beitía dijo que este año hay una plaza especial para los niños, que es un castillo medieval.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/F. Bocharel
BELLEZA. Boquete, en las tierras altas de la provincia de Chiriquí, es muy conocida por su producción de plantas y flores.

Flor Bocharel
nacionales@prensa.com

La ciudad de Boquete, en la provincia de Chiriquí, abre sus puertas esta noche para dar inicio a la trigésima sexta versión de la Feria Internacional de las Flores y del Café.

El evento será inaugurado a las 7:00 p.m, con un despliegue de fuegos artificiales y arreglos florales, para luego dar paso a las presentaciones artísticas, juegos para niños, bailes populares, exhibiciones y otros atractivos.

La feria, que es visitada por más de 100 mil personas cada año, contempla una inversión para este año de 20 mil dólares y el impacto en la economía de la región está por el orden de los 2 millones de dólares, reveló Edilberto Beitía, presidente del patronato ferial.

Este año, como el Ministerio de Obras Públicas (MOP) construye el puente sobre el río Caldera, el patronato de la feria y la alcaldía de Boquete habilitarán 12 microbuses para transportar a las personas que intentan llegar a pie desde cualquier punto de la provincia a la feria, dijo Beitía.

El puente en construcción es el más cercano a las instalaciones de la feria. Ahora para llegar hasta el lugar los visitantes deben atravesar por el puente del hotel Panamonte y es un poco más distante.

Parque infantil

Edilberto Beitía explicó que se construyó una plaza especial para los niños, cuenta con una estructura de un castillo medieval, donde los niños pueden ingresar para explorar, tiene un puente, un lago donde se colocarán peces de colores, plaza de juegos y locales para venta de comida rápida, todo ello con la seguridad necesaria para el deleite de los más pequeños.

EVOLUCIÓN DE LA FERIA

Carlos Enrique Landao, cuya profesión es ingeniero agrónomo, fue uno de los gestores de la actividad y recuerda con mucha emoción que en 1950 un grupo de personas ideó el festival para que el distrito de Boquete tuviera una proyección en la provincia de Chiriquí y en el país en general.

“Queríamos divulgar lo que se hacía en Boquete, su producción de café, los hermosos jardines que con gran facilidad florecen y adornan todo el entorno”, dijo Landao.

Recuerda que en 1951 presidió la feria que se hacía en honor al cincuentenario de fundación del distrito de Boquete, actividad que se complementó con el primer encuentro nacional de los municipios del país y todo se llevó a cabo con gran éxito.

Pero destaca que no todo ha sido fácil en la gestión de las ferias de las flores y del café, porque la actividad se dejó de hacer por algunos años. Pero en 1969-1970, cuando él se desempeñaba como Ministro de Agricultura, rescata la actividad ferial y desde entonces se celebra de forma ininterrumpida.

Considera que el mejor atractivo de la feria es que tiene un escenario natural, como es la ribera del río Caldera, que baña de rocío a los hermosos jardines que cada año son el deleite de los miles de visitantes, es allí donde está la diferencia con el resto de las ferias del país.

“Me siento orgulloso de ser uno de los pioneros de la feria de Boquete, lugar donde se exhibe la belleza natural de este terruño enclavado en las faldas del volcán Barú, condiciones que debemos preservar para que no se acabe este pedazo de cielo”, dijo Landao.

BOQUETE

Además de acudir a la feria de Boquete, los visitantes de otras partes del país y los turistas extranjeros pueden encontrar todas las facilidades: desde hoteles a precios módicos hasta los de lujo.

También encontrará restaurantes con comidas especiales y populares, tanto dentro como fuera de las instalaciones feriales.

Existen diversas opciones para todos los gustos, el punto a visitar esta semana es Boquete con su feria de las flores y del café.

Los Cangilones de Gualaca enero 8, 2008

Posted by BPP in Gualaca, Recreación, Turismo.
Tags:
12 comments

TURISMO. GUALACA RECIBE GRAN CANTIDAD DE VISITANTES.

Los Cangilones, el sitio ideal para la recreación

Transportistas aseguran que el negocio de llevar pasajeros al río resulta muy rentable. Los moradores de Gualaca desconocen de dónde provino el nombre del balneario Los Cangilones.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/Flor Bocharel
BELLEZA. El río tiene grandes desfiladeros y sus aguas son cristalinas.

Flor Bocharel
DAVID, Chiriquí

Cuando el agreste sol asoma sus fuertes rayos y el sofocante calor incomoda, cientos de chiricanos y visitantes extranjeros se dirigen hacia Los Cangilones de Gualaca, a disfrutar de las frescas aguas que corren en medio de un extenso manto rocoso, labrado por las sabios manos del Creador.

En un recorrido realizado por La Prensa por los balnearios de la provincia de Chiriquí, observamos que el más visitado es el de Los Cangilones de Gualaca, dada su cercanía a los centros urbanos y porque la vía de acceso se está construyendo y es fácil llegar hasta ese lugar.

Carlos Ramírez, transportista de la Cooperativa Manuel A. Montes, que presta servicios en la ciudad de David, aseguró que él es uno de los grandes beneficiados con la construcción de la vía de acceso a Los Cangilones, pues en su barrio se organizan paseos para los fines de semana y en fechas de asueto.

“Son dos o tres paseos por semana, el bus viene repleto de personas que residen en la barriada San José, que se trasladan con toda su familia para disfrutar de la naturaleza que hay aquí, en verdad, que me beneficio económicamente”, dijo Ramírez.

¿POR QUÉ EL NOMBRE?

Nadie en el distrito de Gualaca sabe de dónde surge el nombre ni su fecha, pero muchos piensan que es por la forma natural en que el río Estí se encuentra antes de llegar al poblado, son como grandes desfiladeros de piedra, cualquiera diría que se trata de una construcción hecha en concreto, pero no, se trata de gigantescas rocas en ambos costados del río, en algunos puntos se forman piletas en forma de grandes ollas.

Especialistas creen que el manto rocoso se formó en la última erupción del volcán Barú y que por el lugar corría la lava y quedó formado de la manera en que hoy lo encontramos.

A Los Cangilones de Gualaca se llega por la vía transístmica de Chiriquí-Bocas, a la altura del distrito de Gualaca, específicamente en el estadio de béisbol, hay una carretera de piedra picada (se está construyendo la vía de acceso) por allí debe descender y sin problemas encontrará el balneario.

Ya en el lugar, se ha construido unas escalinatas para el fácil descenso, hay vestidores públicos y baños.

Usted debe llevar consigo refrescos y meriendas porque en el lugar no observamos venta de comidas, le sugerimos que una vez abandone el lugar, recoja los deshechos en bolsas para que luego funcionarios del Municipio las recolecten.