jump to navigation

Cuerpos hídricos asociados al Volcán Barú de importancia turística enero 23, 2008

Posted by BPP in Recurso Hídrico, Turismo.
Tags: , , ,
3 comments

Cuerpos hídricos asociados al Volcán Barú de importancia turística

Las lagunas de Volcán

Es importante señalar la existencia de dos lagunas permanentes formadas por dos depresiones volcánicas, localizadas aproximadamente a dos kilómetros al Oeste del poblado de Volcán y, aunque no forman parte del PNVB, son producto del proceso geológico que se da dentro del mismo.

Las lagunas de Volcán constituyen el quinto ecosistema acuático de mayor elevación de Mesoamérica y el más alto de Panamá. Destacan como hábitat propicio para la supervivencia de una gran variedad de especies de flora y fauna representativas de la zona de vida del bosque pluvial premontano. La humedad relativa favorece la presencia de una enorme cantidad de plantas epifitas que crecen en las ramas y troncos de los árboles.

Las aves acuáticas migratorias constituyen el elemento faunístico más importante de las lagunas. Este variado ecosistema brinda albergue a muchas especies de aves nativas y 17 migratorias, particularmente acuáticas. En la zona de las lagunas podemos encontrar entre otras especies el pato enmascarado, la jacana norteña, el carpintero pico plata, cabezón plomizo, tangaras, etc.

FICHA TÉCNICA DE LAS LAGUNAS DE VOLCÁN

Topónimo

Categoría de

reconocimiento internacional

Extensión (ha)

Año de

creación

Zona de vida

(Holdridge)

Altitud

(msnm)

Lagunas de Volcán

Convención

RAMSAR

0,9 y 1,3

dos

lagunas

2 de

Agosto

de 1994

Bosque

Pluvial

premontano

1.355

Fuente: Elaboración propia – Natalia Maravall

A estas lagunas se puede acceder mediante vehículo de doble tracción, el problema es que no se encuentran debidamente señalizas, lo que contribuye a que sean prácticamente ignoradas; siendo estos dos los principales factores que limitan el número de visitantes en el área.

Las lagunas de Volcán son hoy un lugar para explorar y muy atractivo para el visitante ya que son lagunas de agua dulce con un paisaje muy exótico y una verde vegetación.

Las lagunas de Boquete

Hace unos años atrás se descubrieron un conjunto de tres lagunas permanentes muy próximas al Parque, concretamente en la vertiente del Caribe, que presentan muchas posibilidades para desarrollar actividades recreativas. Suponen un ecosistema completamente virgen que representa en sí un atractivo de primera magnitud. Estas lagunas son hoy grandes desconocidas por prácticamente todo el mundo, hasta el extremo de ni si quiera haber sido cartografiadas.

Aunque suponen un interesante recurso para el Parque, su inaccesibilidad impide que los visitantes puedan llegar hasta ellas. La senda que conduce hasta las lagunas no recibe mantenimiento alguno, por lo tanto, supone un reto adentrarse en pleno bosque húmedo repleto de espesa vegetación con el fin de encontrarlas.

Pozos termales

Los pozos surgen en áreas volcánicas recientes y sus aguas termales son producto de una fuente de calor que calienta la roca en sus profundidades, dicho calor se transmite a aguas subterráneas que posteriormente emanan a la superficie.

Panamá cuenta con 28 volcanes, lo que hace que existan lugares con aguas termales en todo el país. Muy próximos al Parque se han identificado tres áreas con campos geotérmicos que han dado lugar a una serie de pozos termales. En este sentido, encontramos pozos en quebrada Colorada, el área de Cotito y cerca de la población de Caldera.

A pocos metros de la quebrada Colorada hay un pozo con una temperatura de 90º a 100ºC y una abertura de 1 m x 1 m. Siguiendo la misma quebrada, casi en su cabecera, aparecen tres pozos con temperatura igual a la del primero.

Por otra parte, en el área de Cotito aparecen alineados quince volcanes pequeños al lado de una quebrada sin nombre, cuyos tamaños van de 1 m a 3 m. Cada volcancito tiene pequeños cráteres de aproximadamente 30 cm cada uno, de donde salen gases y aguas con temperaturas de 85 a 100ºC. Y el área está llena de lodo de olor desagradable.

El tercer campo geotérmico se sitúa al Este del Volcán, cercano a la población de Caldera. Existen cuatro fuentes donde emerge agua con temperaturas intermedias de 70 a 85ºC. Aparecen pozos de 2 m de abertura por 0,5 m de profundidad y las aguas tienen un fuerte olor sulfuroso. Las aberturas de estas fuentes han sido alteradas por los propietarios de la finca y el área ha sido acondicionada para el turismo termal, a diferencia de las otras dos áreas que carecen de tratamiento alguno. Pese a que los pozos de Caldera han sido adecuados para desarrollar el turismo, no disponen de infraestructura turística de apoyo para atender la demanda de visitantes que llegan al área.

Las aguas de estos pozos son altamente medicinales por su contenido rico en minerales y proporciona evidentes beneficios en enfermedades reumáticas, afecciones nerviosas y de tratamiento de piel.

El acceso para llegar a esta última área consiste en una senda forestal bastante pedregosa que puede ser únicamente transitada por vehículos de doble tracción. La otra opción es ir caminando hasta los pozos termales desde la población de Caldera, los cuales se encuentran situados a aproximadamente tres kilómetros del centro del municipio.

Ríos

Los principales ríos del espacio protegido han sido ya descritos en el apartado de características generales del Parque. Por lo tanto, en este punto nos remitiremos a comentar a grandes rasgos su importancia turística ya que son empleados para la práctica de ciertas actividades recreativas.

Principalmente dos de los ríos que nacen en el Volcán Barú son utilizados para la práctica de deportes de aventura, éstos son el río Chiriquí y el Chiriquí Viejo. En ellos se desarrollan actividades como el river rafting y el kayak, a las cuales nos referiremos más adelante en el inventario de actividades recreativas.

En todos los ríos que nacen en el PNVB es posible bañarse durante la estación seca, cuando el caudal de los mismos todavía no ha crecido. Aunque no suelen ser muy utilizados para este fin ya que las temperaturas de la zona no acompañan a la práctica de dicha actividad recreativa. Es en las partes más bajas de los ríos donde es más frecuente ver a aldeanos bañándose y disfrutando de este recurso natural.

Entre las zonas más empleadas para el baño y localizadas en los alrededores del Parque, encontramos la playa del río Chiriquí y el área recreativa conocida como las Fuentes.

La playa del río Chiriquí está muy próxima a los pozos termales de Caldera y es una zona muy recomendada para la práctica de actividades lúdicas, tales como son los baños, paseos, baños de sol,… Esta playa fluvial de pequeñas dimensiones cuenta con los requisitos necesarios para ser todo un atractivo turístico, motivo de ello son sus aguas calmadas durante la estación seca y su suelo de arena.

En la población de Volcán, existe un lugar conocido como Las Fuentes en donde es posible realizar distintas actividades lúdicas, baños, paseos,… El mayor atractivo de esta área es el río Gariché, pues es en este mismo lugar donde nace. Pero, quizás lo más interesante es observarlo en este punto ya que es uno de los ríos más caudalosos de la provincia de Chiriquí y es increíble poder ver como surge de un sereno manantial.

Actualmente algunos ríos del PNVB se encuentran amenazados por la construcción de distintas presas hidroeléctricas. En el caso de que tales proyectos se llevaran adelante provocarían impactos negativos sobre las comunidades que viven en el área y el medio en sí. Todo ello sin tener en cuenta los impactos que generarían sobre el turismo, especialmente sobre aquellas actividades recreativas (river rafting, kayak,…) que se valen de este cuerpo hídrico para su desarrollo. Entre sus efectos más inmediatos cabe mencionar la pérdida de pueblos y culturas, patrimonio histórico, ecosistemas, salinidad de tierras y pérdida de cultivos,…

El Cañón del río Macho Monte

El área del cañón del río Macho Monte a la que nos referimos está ubicada en Cuesta de Piedra en el corregimiento de Concepción, distrito de Bugaba. Este cañón permite a sus visitantes, durante la estación seca, realizar actividades de turismo de aventura, pero también actividades recreativas más moderadas como baños, paseos, admirar algunas caídas de agua,… al contar con varios sectores que permiten combinarlas.

El cañón del río Macho Monte es producto de la fuerte erosión del agua en ese tramo del río, originando paredes verticales y completamente lisas de las cuales surgen cientos de ojos de agua desde los que se proyectan pequeños y grandes chorros a modo de fuentes.

La Cascada de San Ramón

La cascada de San Ramón se sitúa en el área de Bajo Mono, en el distrito de Boquete. Es una cascada de aproximadamente 5 metros de altitud, que se suele visitar generalmente aprovechando el recorrido a Los Ladrillos. Se puede acceder mediante vehículo propio, o bien, utilizando el transporte público del área, el cual te permite llegar hasta la misma cascada.

Aparte de la cascada de San Ramón, se pueden encontrar cascadas en otras muchas zonas limítrofes al Parque. Por ejemplo, existen varias cascadas en la carretera que conduce a la pequeña población de Paraíso desde Cuesta de Piedra.

Autora: Natalia Maraval
Escuela Superior de Gandía
Investigación final de Carrera 
Asesor: Prof. Ariel R. Rodríguez V.
Centro de Estudios de Recursos Bióticos, Universidad de Panamá

Agua y desarrollo en Chiriquí octubre 21, 2007

Posted by BPP in Agua, Conservación, Medio Ambiente.
Tags: , , ,
add a comment

CONFLICTOS. RECURSOS NATURALES.

Agua y desarrollo

Las asociaciones ambientalistas exigirán que se dé una moratoria a los proyectos hidroeléctricos.

 

En Chiriquí, donde está la mayor cantidad del recurso hídrico del país, existe preocupación por su calidad.

 

LA PRENSA/Jorge Fernández.

PROYECTOS. Ambientalistas estudian el desarrollo de proyectos que pueden afectar las fuentes hídricas de la provincia chiricana.

Mireya Monroy
mmonroy@prensa.com

La Semana de la Ciencia en la Universidad Autónoma de Chiriquí (Unachi) –celebrada esta semana– fue aprovechada por distintas asociaciones ambientalistas para evaluar problemas relacionados con los recursos naturales.

Chiriquí posee la mayor cantidad de recursos hídricos del país, y la población local muestra preocupación por los aproximadamente 80 proyectos de hidroeléctricas que se planean construir en esa provincia.

El proyecto de ley 278, que según dicen algunos grupos intenta privatizar el agua, generó distintas opiniones, principalmente de rechazo por considerar que se podría afectar la calidad de este recurso.

En ese sentido, Susana Serracín, de la Asociación de Derecho Ambiental, afirma que el proyecto 278 de la Comisión y Desarrollo de la Población y Ambiente de la Asamblea Nacional “pretende conceder contratos administrativos a nuevas hidroeléctricas, así como a otros proyectos más resumidos que presenta la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam); asume posturas que pretenden dar paso a la privatización de los recursos hídricos”.

Carmen Tedman, de la Asociación Pro Defensa de las Cuencas Hidrográficas, considera que las hidroeléctricas producen “la muerte del río, la opresión de comunidades humildes autosostenibles, sin ningún apoyo gubernamental, y el daño de la cuenca hidrográfica”. Y concluye: “Chiriquí no necesita más hidroeléctricas. El Gobierno promueve decretos olvidando que es firmante del Protocolo de Kyoto, que le compromete a producir desarrollo limpio”.

OPOSICIÓN Y PROTESTA

Yakarta Ríos, de la Organización de Consumo Ético de Chiriquí, considera que el Institutos de Acueductos y Alcantarillados (Idaan) “se convertirá en una agencia que comprará el agua a los dueños de los ríos”.

En tanto, Carlos Raúl Carrera, de la Asociación Pro Defensa del Ecoturismo Chiricano, afirma que “los estudios de impacto ambiental que exige Anam no tienen planes para dar respuesta a las comunidades afectadas, como lo son su posible reubicación y desarrollo”.

Estas y otras asociaciones exigirán que se dé una moratoria a los proyectos hidroeléctricos, y enviarán un documento de protesta ante la Organización de Naciones Unidas para que no se den concesiones permanentes ni transitorias extendibles para construir hidroeléctricas que, según sus detractores, generarán caos y modificarán el medio ambiente.